Connect with us

Puro Sarcasmo

7 Cosas que no deberías colocar en tu currículum si realmente quieres un empleo

Curiosidades

7 Cosas que no deberías colocar en tu currículum si realmente quieres un empleo

Cuando una persona se propone obtener un cargo importante lo primero que debe atender es su carta de presentación laboral, es decir, su currículo. Esta debe ser lo más precisa, clara y directa; tanto que la persona que la lea no se olvide de tu nombre y de esta manera lograr sobresalir por encima de todas las demás propuestas.


Para alcanzar este objetivo algunas personas tiene la idea de que mintiendo, exagerando, alardeando o llenando la hoja con miles de palabras lograrán quedarse con el cargo y no es así. La simpleza y la sinceridad es el verdadero secreto y por eso aquí podrás encontrar 7 tips para que tu currículo refleje lo necesario para alcanzar tus objetivos. Presta atención.

1. Idiomas


Si en algún momento de tu juventud o etapa escolar estudiaste idiomas como inglés, alemán, latín, etc. Y no los manejas a la perfección o simplemente no aportarán en el lugar donde te contraten lo mejor es omitirlos del currículo, no vale la pena que aparezcan si no elevarán tus competencias y facilitarán el trabajo y comunicación dentro de la empresa.

2. Informática


Hace diez años era necesario colocar en las hojas de vida si una persona era diestra en el manejo de Word, Power Point u otros procesadores de texto porque simplemente no eran de uso común, era un valor agregado y una ventaja para la empresa. Hoy en día ya se debe asumir que cualquier persona puede manejar estos programas y más cuando se postula a cargos administrativos. Así que ya sabes a menos que alguno de estos programas sea la columna vertebral de tu empleo o un requisito directo, lo mejor es no colocarlo.

3. Redes Sociales


El mundo de las redes es bastante extenso pero en definitiva manejar un Twitter o Facebook personal no es saber gestionar una, sino simplemente ser un usuario más.
Si sabes analizar datos y utilizarlo en pro de aumentar ventas, visitas o alguna otra gestión de mercadeo si puedes colocar que sabes de ellas. Si no entonces limítate a omitirlas de tu hoja de vida.

4. Habilidades


Hay algunas habilidades que no pueden agruparse porque son muy diversas y a menos que estas puedan aplicarse directamente a la actividad para la que quieren contratarte es preferible no recargar el currículo con ellas. Si aun así prefieres colocarlas trata de justificar cual será el uso que les darás para potenciar tu actividad dentro de la organización.

5. Exageraciones


Pueden pensar que no hay nadie más idóneo para el cargo que tú pero una cosa es saberlo y otra plasmarlo en tu currículo, evita las exageraciones que puedan parecer prepotentes. Nunca las utilices para obtener el cargo ya igual se darán cuenta si no estás preparado ya sea en la entrevista o en la propia ejecución

6. Tecnología


Tienes que estar siempre actualizado, no coloques el manejo de software o ciertas tecnologías que ya estén obsoletas a menos que tengan una incidencia directa en la actividad para la cual te vayan a contratar.

7. Absurdeces


Puede que seas campeón de ping-pong, ajedrez o triatlonista pero si esto no repercute o puede ser aplicado en tu cargo lo mejor será omitirlo. Quizás pueda comentarlo con tus compañeros una vez que te hayan contratado.

Continuar leyendo

Más en Curiosidades

To Top