Connect with us

Puro Sarcasmo

12 Increíbles trucos de crianza que podrás utilizar con tus hijos

Inspiración

12 Increíbles trucos de crianza que podrás utilizar con tus hijos

Ser padre es una de las cosas más difíciles de aprender y no existe ningún manual que enseñe a los primerizos sobre todos los misterios y acontecimientos que deberán afrontar mientras sus chicos van evolucionando. Es por eso que algunos padres se ingenian sus propias técnicas, las prueban con sus hijos y ven si funcionan o no. Sobre todo cuando toca enseñarles valores o incluso algo tan simple como hacerlos comer sus verduras.

Aquí podrás ver una recopilación de tips que algunos padres ya probaron y funcionaron perfectamente, te matarán de risa algunas técnicas poco convencionales pero muy eficientes para lograr que tus hijos hagan los deberes, no digan mentiras, ayuden en la limpieza, etc. y todo gracias a una técnica milenaria llamada psicología inversa.
Ahora ellos ya saben cómo manejar a sus hijos solo falta que tú los pongas en práctica y compartas si realmente funcionan con los tuyos.

#1.

#2.

“A veces paso por el cuarto de mis hijas con los audífonos puestos y con música apagada. Ellas piensan que no las puedo escuchar. Y así descubro muchas cosas nuevas”.

#3.

#4.

Convencí a nuestra hija de 8 años de que odio el sonido de la aspiradora. Ahora cada vez que se molesta conmigo, empieza a aspirar la casa.

#5.

Me di cuenta de que mi hija deja de llorar cuando le empiezo a decir palabras raras que ella no entiende. Así fue como nació el poema “Vocabulario“:

”Patibulario, trémolo, testaferro,
Zamacuco, trapisonda, burdégano,
Picio, ubérrimo, serendipia”.

No tiene ningún sentido, pero tal vez ayude a calmar a tu pequeño también.

#6.

#7.

¿Cómo convencer a los niños de jugar con los juguetes nuevos que de pronto perdieron su atractivo para ellos? Ponlos en una caja al lado de la puerta y diles que son cosas que se irán mañana a la basura.

#8.

#9.

#1o.

#11.

#12.

Se me hace difícil despertar a mi hija por la mañana rápidamente. Pero la solución llegó cuando menos la esperaba. Por lo general, me levantaba yo sin alarma y luego despertaba a mi hija. Y aquella vez estaba tan cansado que puse la alarma en mi móvil para no llegar tarde al trabajo.

¡Cuál fue mi sorpresa cuando mi hija se levantó con el sonido de alarma y vino a despertarme! Ahora cada mañana me hago el dormido y cuando ella me despierta le digo que si no fuera por ella, llegaría tarde. ¡Se siente orgullosa!

Créditos: Genial.guru

Continuar leyendo

Más en Inspiración

MÁS POPULARES

To Top